La iniciativa propia: Proyectos personales Ilustrados

Hacer algo propio es permitirse tomar las riendas del resultado y lo que vendrá después porque ese proyecto personal está siendo moldeado al deseo propio.

Ilustrar un proyecto propio.

Hay a veces en que se desea poder contar con un proyecto de cliente que nos permita realizar aquello que nos «gustaría» hacer pero en realidad no hace falta esperar a ese momento porque los proyectos personales (siendo en en cualquier rubro , rama, profesión, etc) se hacen porque así se quiere, sin más ni menos.

Hacer algo propio es permitirse tomar las riendas del resultado y lo que vendrá después porque ese proyecto personal está siendo moldeado al deseo propio: Las técnicas a utilizar, los materiales, los grafismos, la estética, el tema a tratar, cómo se va a narrar la historia, si tiene texto, si son una serie de ilustraciones, un cuento, afiches, fan arts, y un sin fin de etcéteras que van a hacer que la visión de nuestro mundo personal sea puesto ahi afuera.

Proyectos de clientes VS Los nuestros.

Llevar adelante algunos proyectos de clientes no llega a ser tan gratificante cómo se espera porque quizás no permite tanta libertar creativa, o porque el tema a llevar adelante puede no gustar, o porque se aceptó el encargo porque se debía pagar X deudas y también puede ser que el proyecto haya sido muy bueno pero en definitiva el resultado es siempre el mismo: No nos pertenece y podemos poner el alma en ellos, pero ellos ya tienen dueño desde el momento en que aceptamos hacerlos (Claramente, dueños comerciales y no de autoría)

Y un proyecto personal es 100% nuestro porque es una combinación de todo aquello de lo que se es capaz de hacer desde los gustos propios y eso, desde el vamos, es doble ganancia: Al ser dueños de nuestros propios proyectos, se puede jugar con ellos en donde queramos.

Pero (siempre hay un pero) llevar adelante un proyecto personal puede ser fácil o no y no depende de levarte un día y materializar eso que se ocurrió ayer sino de definir que es lo que queremos hacer para entender que es lo que va a necesitar y así poder ayudarlo a ver la luz. Y fundamentalmente creo que hay algunos puntos importantes para materializar un proyecto personal.

Tres aspectos a tener en cuenta:

1) El Qué: Con la Idea definida del proyecto personal entonces hay que definir el propósito de él porque de esta manera se le da más forma: Qué quiero lograr con este proyecto? Qué busco compartir con este proyecto? Qué va a ser este proyecto?. Un ejemplo de respuesta podría ser Quiero hacer mi primer fanzine, mi primer cuento, quiero experimentar técnicas, busco fluir creativamente-

2) El Para Qué: Ya tenemos el Qué definido y con esta pregunta nos vamos a dar cuenta su naturaleza: Para Qué quiero hacer este proyecto? Para qué me va a servir? Para qué lo quiero llevar adelante? Y si, las respuestas pueden ser Para divertirse, para alternar trabajos de clientes, para entrar al mundo editorial, a la animación, para que sea mi pase libre a todo aquello que quiero experimentar.

3)El Cómo: Cómo lo vas a llevar adelante? Cómo lo vas a materializar? Cómo será su inversión? Cómo lo voy a presentar? Estas son algunas preguntas a modo de idea pero sirven para terminar de cerrar la idea general del proyecto propio y de cómo querés presentarlo ahí afuera.

La inversión en los proyectos personales.

En cuanto a la inversión en un proyecto propio creo que podría no ser lo principal a definir pero es de mucha ayuda tener una idea base sobre todo si tendrá una inversión de tiempo o una inversión económica, y que luego con ayuda de una planificación de objetivos se va a poder llevar adelante con total tranquilidad.

Expectativas casi cero.

Y algo muy importante: No tener expectativas. Los proyectos personales son buenos para permitirnos jugar en todos los aspectos creativos y artísticos posibles experimentando por lo que esperar que ese proyecto ni bien esté terminado traiga algo de «éxito», es ahogarlo antes de tiempo. Lo importante de cuando esté terminado es que sea encontrado ¿Y de que manera? Solamente mostrándolo ahí afuera, llevándolo a concursos, dejarlo viajar virtualmente.

Los proyectos personales son nuestra semilla para florecer en eso que hayamos plasmado a través de ellos.

Comparte este post

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Flavia Garnica

Flavia Garnica

Ilustradora & Diseñadora

↗  Compartir entrada 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Índice de contenido

NEWSLETTER

¡Unite a la comunidad!

Suscribite al newsletter para recibir novedades y actualizaciones de recursos gratuitos.

Carrito de compra